FANDOM


En los albores del presente siglo, cerca de la margen poniente del Río Coahuayana, había dos localidades habitadas. Una, situada frente a la población de Coahuayana, la de mayor importancia, que era Chiquihuistlán y otra ubicada hacia el sur, en línea recta de San Vicente, la ranchería de Los Mezcales.

Más alejada del río, con rumbo a Tecomán, existía una pequeña elevación montañosa, una verdadera loma, donde tenía su casa habitación Don Juan Ortega, cuya familia era la única que habitaba el lugar.

El martes 2 de octubre de 1906, se presentó en las costas de Colima un huracán que causó copiosas lluvias, que originaron una gran creciente del Río Coahuayana y su desbordamiento. Esta gran avenida arrasó tanto a Chiquihuistlán como a Los Mezcales, causando la muerte de un gran número de personas y de animales, así como la destrucción de las casas habitación y los cultivos.

Los supervivientes de Chiquihuistlán huyeron hacia Callejones e Ixtlahuacán y los habitantes de Los Mezcales se refugiaron en la loma donde moraba Don Juan Ortega, ya que la inundación abarcó hasta un lugar muy cercano a esa elevación de la tierra.

Mientras pasó ese furioso temporal, Don Juan Ortega dio alojamiento en su casa a varias familias que salieron huyendo de Los Mezcales.

Entre las personas que en ese tiempo radicaban y tenían propiedades en el último lugar citado, estaban: Don Daniel Solís, padre de Don Carlos Solís y abuelo del Sr. Salvador Solís Orozco; Don Ricardo Ayala, Don Juan Ochoa, Don Francisco Díaz y Don Margarito Vázquez.

El sitio donde estuvo la ranchería de Los Mezcales, es donde actualmente se encuentra el rancho del Sr. Salvador Solís, que se sigue llamando Los Mezcales. Ahí permanecen todavía un gigantesco pochote y una noria que ya existían cuando ahí vivía Don Daniel Solís.

Una vez que las aguas bajaron de nivel, las personas que buscaron protección en esa loma, comenzaron a levantar viviendas en lugares cercanos, más altos que donde antes vivían y ya no volvieron a Los Mezcales. Fijaron su residencia en ese lugar, marcando esa fatídica fecha, el nacimiento como población de Cerro de Ortega.

También formaron parte de los fundadores de esa población, Don Angel González, que fue padre de Don Juan González, y sus familias, que radicaban en Chiquihuistlán, así como Don Domingo Ruíz.

Por esas fechas, Don Plácido Dávalos, que fue padre de Don Francisco Dávalos, tenía su rancho en El Tamarindo, lugar situado hacia el sur de donde se asienta en la actualidad el pueblo de Cerro de Ortega. Don Marcos Dávalos, sobrino de Don Plácido, tenía una ordeña en el rancho de La Cruz, propiedad colindante con el rancho donde tenía su ordeña Don Juan Ortega.

Los habitantes de Los Mezcales y de Chiquihuistlán, que se refugiaron en otros lugares, una vez que pasó el temporal lluvioso y las aguas volvieron a su nivel, regresaron a sus propiedades y continuaron la atención de sus tierras, para buscar producto de su trabajo, pero ya no radicaron en forma permanente en las tierras bajas.

El lugar donde se hallaba la casa de Don Juan Ortega, es donde en el presente están el templo católico de la localidad y la casa que fue del Coronel Jesús Otero Pablos.

Al venir a radicar a ese poblado el Sr. Coronel Otero, a principios de la década de los años treintas, quién le dio gran impulso a la agricultura en ese lugar, en especial a las plantaciones de palmas de coco de agua, la población de la entonces ranchería, se incrementó, con la llegada de trabajadores del campo que arribaban en busca de trabajo.

Por decreto del día 1º de Marzo de 1945, se le elevó a la categoría de pueblo, conservando el nombre de Cerro de Ortega, en honor de Don Juan Ortega, que fue benefactor del lugar.

Actualmente es la segunda población en el municipio de Tecomán por el número de habitantes y por su importancia económica.

Como sucesos anecdóticos que se presentaron en los días aciagos que relatamos, se pueden mencionar los siguientes:

El día de la gran inundación, la Sra., de Don Margarito Vázquez, llamada Bibiana, que radicaba en Los Mezcales, estaba por dar a luz. Al recibir albergue en la casa de Don Juan Ortega, junto con otras familias, en ese lugar, dio a luz un varoncito que llevó por nombre Tomás Vázquez, el primero en nacer en 1906, en ese lugar, ya como comunidad.

Otro suceso que se difundió en ese tiempo, fue éste:

Don Francisco Díaz, que residía en Los Mezcales tenía un hijo de 8 años de edad que desapareció en las aguas de la gran corrientada. Los familiares ya lo daban por muerto y más o menos ocho días después del día de la gran avenida del río, fue hallado después de una intensa búsqueda, a una distancia considerable del lugar en donde había desaparecido, en la orilla de un brazo que formó el río, en un remanso, debajo de una higuera, donde estaba jugando en un charco. Lo encontraron muy tranquilo. Le preguntaron que quién le daba de comer en todos esos días pasados y él contestó que diario venía una señora vestida de azul, le traía comida y se iba. Lo llevaron ante sus padres, en la recién formada población y causó admiración y asombro el hecho de que no haya sufrido ningún daño, lo que fue considerado como un acontecimiento sobrenatural.

En el camino de herradura que existía en ese tiempo y que conducía de Tecomán a Cerro de Ortega, se pasaban los siguientes puntos:

La Zompaslera.

Cofradía (de Don Serapio Montes de Oca)

El Salitre, que después se llamó La Cruz de Plaza.

Palo Cahuite.

La Zanja Prieta.

Las Cuatas (había corrales de ordeña)

Las Tunas (donde ordeñaba Don Pancho Dávalos)

La Mata de Bule.

El Palo Fierro.

Cerro de Los Fortines.

La Cruz del Chino.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar